29 junio 2009

Corazón de Neón

Una de las virtudes de Joaquín ha sido saber rodearse de grandes artistas en su periplo musical y poético. Es por eso que tenemos una gran cantidad de registros audiovisuales en los que aparecen colaboraciones de otros músicos con él, y casi siempre han sido un éxito o han tenido un gran resultado musical.

Hay una canción que me sirve para destacar a dos de ellos, además se puede hacer una especie de hilo temporal con ellos. Por un lado tenemos a alguien que llegó al éxito antes que Joaquín, se trata de Javier Gurrutxaga y su Orquesta Mondragón; y por otro lado de alguien que fue posterior a Sabina, Andrés Calamaro y Los Rodríguez. Con los dos interpretó dicha canción, Corazón de Neón. Una letra escrita por Joaquín que interpretaba con más asiduidad Gurrutxaga con su orquesta, pero que en alguna ocasión cantaron juntos. Más tarde también realizó una versión en directo con Calamaro. Es por esto que he decidido elegir esta canción.



Empecemos con Javier Gurrutxaga, su relación con Sabina ha sido bastante frecuente sobre todo en los primeros años de éste. No sólo tenemos esta canción como nexo de unión entre ambos artistas, ya que podemos encontrar numerosas letras de Joaquín en el repertorio de la Orquesta Mondragón así como diversas colaboraciones de Javier con el uvetense. No hay más que coger el celebérrimo disco Sabina y Viceversa, donde Joaquín dice "también contamos con la estrecha participación, del enano de la Orquesta Mondragón".. Ahora mismo me viene a la mente la canción Adiós, Adiós que interpreta Gurrutxaga en dicho disco, o también una ocasión en la que ambos se travistieron para interpretar el tema "Juana La Loca". La verdad es que Javier le viene como anillo al dedo al Joaquín de los 80, está muy dentro del género viceversa.

Por otro lado tenemos a Calamaro y Los Rodríguez. Joaquín siempre ha tenido un gran aprecio por este grupo. De hecho hay una canción escrita ex-profeso para ellos, "Todavía una canción de amor". La cual interpretaron tanto Los Rodríguez en solitario, como Joaquín en un disco homenaje a éstos, como conjuntamente y en directo. Fue en esa ocasión en la que Joaquín afirmó que "el también quería ser un Rodríguez" a lo que inmediantamente Andrés le replicó "muchas noches lo eres".

Analizando un poco la letra de esta canción observamos que se trata de una descripción devastadora de la realidad de muchas grandes urbes. Donde predominan los grandes edificios vacíos de sentimiento, las toneladas de alquitrán que te llevan de un sitio a otro, sin llegar a ninguna parte en muchas ocasiones. Algo que puede resultar realmente montruoso para alguien acostumbrado a vivir en lugares mucho más tranquilos, algo tan grande donde tienen cabida tanto Dios como el Diablo, donde cualquiera te puede seducir para acto seguido dejarte con una mano delante y otra detrás, un lugar donde hay tantísima gente que lo más fácil es sentirse sólo. Hay una frase que resume a la perfección la esencia de esta canción "la ciudad donde vivo es mi cárcel y mi libertad".

"La ciudad donde vivo ha crecido
de espaldas al cielo.
La ciudad donde vivo es el mapa
de la soledad.
Al que llega le da un caramelo
con el veneno de la ansiedad.
La ciudad donde vivo es mi cárcel
y mi libertad.

La ciudad donde vivo
Es un ogro con dientes de oro
Un amante de lujo
que siempre quise seducir
La ciudad junta al Dios y al Diablo
Al funcionario y al travestí
La ciudad donde vivo
es un niño limpiando un fusil."

Con esto se pone de manifiesto que Joaquín ha estado en continuo cambio, nunca se ha quedado encasillado en su carrera artística. Es por eso que su obra es tan extensa y tan variopinta. Sus letras han sido cantadas por infinidad de artistas, muy diferentes entre si, podría intentar enumerarlos a todos pero quizás no termisase nunca e incluso siempre me olvidaría de alguno.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por sus comentarios. NO es necesario estar registrado para comentar, simplemente seleccionando nombre/url y poniendo un nombre a su libre elección podrán hacerlo.