31 julio 2019

Resumiendo

La discografía de Sabina está salpicada de canciones más o menos autobiográficas, en algunas se potencia el mito (Eh Sabina) y en otras lo intenta desmontar (Lo niego todo). Dentro de este género podemos encontrar aquellas en las que hace que su vida pase ante nuestros oídos (A mis cuarenta y diez) y otras en las que hace un recorrido más introspectivo sobre su carrera musical; éste es el caso de Resumiendo. 

"Resumiendo que tengo un cajón de la firma Pandora,
treinta y siete chançons, c'est a dire, una y media por hora. 
Sin contar los sonetos, las coplas, los epistolarios,
los tinteros borrachos de tinta que ordeño a diario"

El arranque de la canción se centra exclusivamente en su producción musical, sin dejar de lado la producción poética que no es para nada desdeñable. La figura del tintero sería retórica para muchos artistas, en el caso de Joaquín (alejado de todos los dispositivos electrónicos) no lo es, las letras de sus canciones pasan directamente de su mente a la tinta que ilustra sus cuadernos, libretas, servilletas o lo cualquier derivado del papel que pueda inmortalizarlas. 

"Nos tocaba crecer y crecimos, vaya si crecimos.
Cada vez con más dudas, más viejos, más sabios más primos. 
Pero todo se acaba, ya es hora de decirte chao,
me ha citado la Luna en Corrientes, esquina Callao"

A continuación parece dirigirse a algún viejo compañero que no le pudo acompañar en su viaje meteórico hacia el éxito. Quizá alguien que se quedó en los tiempos de La Mandrágora y nunca llegó a pensar que desde aquel sótano se podría llegar a los míticos escenarios de Buenos Aires. 

"Hace siglos que quiero enviarte palomas de humo,
antes de que carcoma el invierno la culpa que asumo. 
Ten a bien recibir de mi parte un abrazo de amigo,
cuando estalle la guerra estaré en la trinchera contigo"

Con este abrazo de amigo se llega a muchas personas, a las que el tiempo o la distancia las dejó algo más apartadas pero nunca llegaron a habitar en el olvido, y también a las que se tienen más cercanas. Al final lo que cuenta es que si estalla una guerra, se tenga claro el bando y con quién se compartirá la trinchera. En la trinchera de Joaquín tendríamos desde los parroquianos de La Mandrágora hasta los poetas del club de Rota, pasando por muchos otros que se subieron con él al escenario o le cerraron el último bar después de un concierto. 

"Una noche te vimos con Tola bajar la escalera,
yo rompía una copa y Javier destrozaba La Hoguera"

Para comprender los dos versos anteriores basta con hacer una escucha completa del disco La Mandrágora. Allí se puede escuchar perfectamente esa copa caer al suelo y a Javier explicando por qué de entre todos los métodos de tortura prefería la hoguera. 

"Resumiendo, sabes donde estoy,
resumiendo, si me llamas voy"

En el estribillo Joaquín aprovecha para lanzar varios mensajes al aire, intercalados entre cada resumiendo. Algunos tienen algún destinatario concreto y otros son lanzados al aire, quizá en esas palomas de humo. Lo que ha quedado claro con el paso del tiempo, es que el escenario le sigue gritando ven y él sigue acudiendo a su llamada. 

"Resumiendo, que me grita el escenario ven"

En el videoclip se suceden varios de los que podrían ser sus compañeros de trinchera y aparecen varias de las obras que salieron de tinteros borrachos de tinta. Este resumen tan peculiar de Sabina habría que actualizarlo, porque en los 15 años posteriores a su publicación su trinchera y su obra creció considerablemente. Lo que nunca sabremos es cuántas se quedaron en ese cajón de tan inquietante firma. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Muchas gracias por sus comentarios. NO es necesario estar registrado para comentar, simplemente seleccionando nombre/url y poniendo un nombre a su libre elección podrán hacerlo.